Diabetes

Uno de los usos que ha llamado más la atención con respecto al aceite de CBD se basa en su potencial capacidad para regular los niveles de azúcar en sangre de aquellas personas con distintos tipos de Diabetes, ya sea por predisposición genética o debido a un balance inadecuado crónico de nutrientes en la dieta.


¿Qué es la Diabetes?

Diabetes mellitus o simplemente diabetes, es una condición descrita como un elevado nivel de glucosa en sangre (azúcar en sangre), ya sea debido a una ineficiente producción de insulina, o debido a que las células de nuestro organismo no responden bien ante la insulina. La insulina controla la cantidad de glucosa; por lo tanto, el nivel de glucosa debe mantenerse a un cierto mínimo para que el cerebro funcione con normalidad. Después de comer alimentos ricos en carbohidratos o proteínas, el nivel de azúcar en sangre normalmente aumenta, este aumento desencadena una liberación de insulina de las células del páncreas llamadas células beta. La insulina “abre las puertas” de las células de todo el cuerpo. lo que permite que la glucosa entre en ellas y, a medida que la glucosa entra en las células, el nivel de azúcar en la sangre vuelve a descender hacia la normalidad y la libración de insulina se reduce hasta la próxima vez que se ingieren proteínas o carbohidratos.

En las personas con diabetes, la glucosa se acumula en el torrente sanguíneo en lugar de ser absorbida y utilizada por las células, lo que conduce a la hiperglucemia. Si no se controla adecuadamente, la diabetes puede llevar a que se presente cardiopatía, enfermedad renal, edema, daño a los nervios e infecciones de la boca, encías, pulmones, piel, pies, vejiga, genitales y úlceras cutáneas, poliuria (frecuentes micciones), polidipsia (sed intensa) y polifagia (hambre intensa).


¿Qué es la Insulina?

La insulina es una hormona producida por nuestro páncreas (Islotes de Langerhans) que funciona como mensajero químico, es responsable de permitir el ingreso de la glucosa hacia nuestras células, una vez dentro de éstas, son utilizadas como energía para cumplir todos nuestros procesos vitales.


Diabetes Tipo 1 vs Tipo 2

La diabetes tipo 1 se puede desarrollar a cualquier edad, usualmente apareciendo en personas menores de 40 años. Es el tipo de diabetes más común en la niñez.

La diabetes tipo 1 se considera un fenómeno autoinmune (según expertos, podría ser el resultado de una infección viral o algún aspecto relacionado a la nutrición del individuo) nuestro sistema ataca parte de su propio páncreas, viendo a la insulina como un agente extraño que debe ser eliminado, como consecuencia de esto la glucosa se ve incrementada en la sangre del paciente, produciendo posible daño en ojos, riñones, nervios e incluso el corazón. Casos graves de diabetes tipo 1 pueden llevar al paciente a un estado de coma y muerte.

Por otro lado, la diabetes tipo 2 es una de las formas más comunes de esta enfermedad. La insulina producida por personas con este tipo no es suficiente para poder llevar la glucosa dentro de las células, denominándose de esta manera diabetes insulina resistente.  Suele presentarse en personas mayores de 35 años, con sobrepeso y estilos de vida sedentaria. El tratamiento para este tipo de diabetes suele enfocarse en corregir la dieta e incrementar el nivel físico día a día. No obstante, si los niveles de glucosa en sangre siguen siendo elevados, medicación oral o incluso inyecciones de insulina suelen ser necesarias para controlar estos niveles.


Acción del Aceite de CBD Contra la Diabetes

El Cannabidiol o CBD, es un compuesto cannabinoide que ha sido estudiado en los últimos años con gran interés debido a su tremendo potencial terapéutico dentro de distintas enfermedades y condiciones crónicas. Desde Israel nos llegan los últimos desarrollos con respecto a estudios de cannabinoides en diferentes modelos de enfermedades, en este caso el uso de CBD dentro de diabetes.

El grupo de investigadores liderado por el Dr. Raphael Mechoulam, popularmente conocido como el “abuelo de los cannabinoides”, encontró entre los resultados de su estudio que la inflamación crónica de diferentes tejidos tiene una relación muy marcada con respecto a la resistencia a la insulina y por ende la aparición de diabetes tipo 2.

El CBD tiene la capacidad de promover cascadas metabólicas antiinflamatorias luego de acoplarse/unirse a sus receptores cannabinoides endógenos dentro de nuestro sistema endocannabinoide. Como consecuencia de la presencia de CBD, se sugiere que el metabolismo del azúcar y el sistema inmune también son afectados por las propiedades de éste.

A diferencia de terapias con insulina y otros medicamentos actuales contra la diabetes, el CBD podría suprimir, revertir y quizás curar esta enfermedad, comenta Mark J. Rosenfeld, Consultor científico en cargo de ISA Scientific, una compañía israelí que recientemente ha firmado un contrato para establecer terapias cannabinoides. Por otra parte, como visto hasta ahora luego del uso de aceites de CBD, no se han encontrado efectos adversos o niveles de toxicidad, lo cuál no afectara las actividades diarias de los pacientes como trabajar, ir a la escuela, realizar deporte, conducir, etc.

Potencial del aceite de CBD sobre diabetes:

  • Estabilizador de niveles de glucosa
  • Acción antiinflamatoria
  • Efectos neuro-protectores

Referencias:

1. Endocannabinoids: Handbook of Experimental Pharmacology Vol 231, Roger G. Pertwee, 2004

2. Endocannabinoids: The Brain and Body´s Marijuana and Beyond, Emmanuel S. Onaivi, 2005


Fuente: Sativida

Tags: ,